Sign up for free and start using Tildee with great new features About  About Sign up ! Login Get more of Tildee  Advanced
What would you like to see ?  What's New The Best tutorials

Aquella primera vez con Maria

Profile
Bronze user
Added by fanny69
September 9, 2016, 11:53 am → version: 1
Language: Spanish
Average rating:
Aquella primera vez con Maria 5 by 5 users
Viewed: 230 times

1

Es temprano, todavía no ha amanecido, me muevo en la cama y me doy cuenta que estoy sola. Oigo a mi marido en el baño. Se ha levantado temprano, tiene que viajar a Uruguay, salgo de la cama, tengo restos secos de guasca de la sesión de sexo de la noche. Me quito las medias y el liguero blanco. Voy a ver que hace, está en la ducha, sin decir nada entro con él. Le beso bajo el agua.

-“Voy con prisa. Estabas tan dormida que iba a despedirme con un besito al salir de casa”-

- “ ¡ Que guacho sos! Dejar a tu niña sin un mimo mañanero e irte al extranjero sin …...darle la lechecita”-

- “ Cariño, ¡qué tengo que llegar al avión!. Voy acelerado.”-

“ Lo arreglo en nada”- Mi mano busca su verga, está gorda pero no dura. Le empiezo a masturbar con movimientos rápidos apretando bien su polla. Mientras, él se enjuaga el pelo y yo me restriego contra su cuerpo. Le muerdo fuerte los pezones , sé que le gusta y le excita, creo que está a punto, me arrodillo y sin dejar de meneársela, me la meto en la boca. En segundos descarga su semen. Al levantarme, le doy un beso para que saboree su simiente.

- “¡Qué mala eres!. No voy a dejar de pensar en ti , día y noche”-

- “ Eso quiero, que sólo pienses en tu mujercita”- Sale del baño y se seca deprisa, yo mientras me lavo los bajos para quitarme los restos del semen de la noche. - “ Pórtate bien ….y si haces alguna picardía , disfruta.”-

Lo mejor que una puede hacer, si el marido se corre una juerga, es aceptarlo, y no tomárselo a mal. Me envuelvo la cabeza en una toalla, es lo malo de tener el pelo largo, y luego me seco con un toallón.

Mi marido se ha vestido, agarrado el maletín y está dispuesto a marcharse, le acompaño a la puerta, hago caer la toalla, me quedo desnuda para darle un beso apasionado. Mientras llega el ascensor, dejo que su vista recorra mi cuerpo voluptuoso que se exhibe ante él. El riesgo de que baje alguien, quizás su socio y amigo Paco, le da morbo a la situación.

-“Anda, putita, cierra, que ya he visto lo que me espera. Te quiero”- Me tira un beso mientras cierra la puerta del departamento.

Me quedo sola, son las siete y media de la mañana, empieza a amanecer. Me gusta ver como sale el sol, coloreando de rosa difuminado el cielo al contacto con las nubes y la niebla de las primeras horas. Me pongo la pava para el mate, y cuando está preparado le doy el primer sorbo.

Me voy al baño, me tengo que secar el pelo, es lo malo de llevarlo largo, me quedo desnuda ante el espejo, saco el secador, todavía no me he quitado

los aros de los pezones que me había puesto la noche anterior, para que mi esposo tuviera claro que yo era su zorrrita con la que podía hacer lo que quisiera. Recuerdo lo que me ocurrió cuando me los pusieron, jugando con mi componente masoquista y llevándome a que conociera mis límites en el placer ( Esa experiencia está contada en el relato de la autora Puta e ingenua ). Al sacarlos y guardarlos, veo mi pequeña colección de vibradores, elijo un negro, gordo, no muy grande, de base plana, que sé va a entrar en contacto con mi punto G. Lo coloco en el taburete, me lo voy metiendo a medida que me siento, lo pongo en marcha, al tiempo que agarro el peine y enciendo el secador. Me masturbo mientras el aire caliente va sacando la humedad de mi cabello y tomo mate. Es una delicia, un dejarse llevar, un gozar físico tranquilo, que te hace llegar suavemente a la cima del placer.

Cuando tengo el pelo seco y peinado, y me he venido dos veces , apago ambos instrumentos, los guardo previa limpieza concienzuda del látex de mi juguete, me saboreo los jugos antes de pasar por el bidet y relajada y limpia, me pongo la túnica de mi marido, que me viene deliciosamente grande y voy al salón, echo una ojeada al periódico, abro la computadora, y hago lo mismo con El País fumando el primer Lucky del día.

Videosporno.name

Listado de Pornostars

Lisa Ann

Videos Porno Amateur

Porno Anal

Videos De Maduras

Todavía duermen mis hijos cuando suena el teléfono, es Vero, como yo lleva tiempo despierta y quiere saber que podemos hacer hoy, le propongo un paseo por la Rural, a los críos les gusta eso de los animales y además les cansa. Me pregunta si no me importe que se quede a dormir en casa, pues cómo está, aunque le quedan días días para parir, le preocupa que le pueda ocurrir algo. Le digo que todo lo contrario, que así nos entretendremos en la ausencia de nuestros encantadores maridos.

Tras un café con leche con una tostada, y antes de que pueda hacer nada se comienza a oír el despertar de las bestias. Les preparo la leche con cereales y jugo de naranja y mis dos deliciosos hijos hacen su aparición en escena.


Rating
What do you think about this tutorial ?
Comments